Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 3/11/07

almendro desubicado

Siendo Cuernavaca la ciudad de la eterna primavera, ningún árbol parece estar enterado de la posibilidad de que sea otoño, y de lo que eso signifique en términos arbolescos. Es decir, en muchas partes del mundo, el que sea otoño significa que los árboles, genéticamente, entienden que llegó el momento de que sus hojas cambien de color, se pongan rojas o naranjas o amarillas o distintos tonos de café, y luego, cuando ya hayan acabado de estar aquí, se caigan. El árbol se va quedando pelón, las ramas se quedan sin hojas un rato, y en la primavera vuelven a salir retoños, hojitas, hojas, hojotas, flores, frutos, semillas, etc.

Pues bien, resulta que aquí el único árbol que parece haber recibido el mensaje del otoño es el almendro a la entrada de mi casa. Tira frutos, maduros y verdes, por igual. Las hojas ya están rojas y van poniéndose color café. Caen y caen hojas. Viene el individuo ese llamado jardinero y las recoge. Unas horas la entrada se ve barrida y decente. Luego, al rato, más hojas. Cinco días después, un mundo de hojas. El almendro se cree que está en otoño europeo. Un tantito desubicado, el pobre.  Si no me doliera así la pierna, saldría a barrer yo las hojas. Ni modo, algún día, en algún futuro a mediano plazo porque tiene muchísimas hojas, terminará este periodo y la entrada a mi casa volverá a estar limpia. Espero.

Read Full Post »